La técnica de como entutorar tomateras.

Materiales y formas de cómo  entutorar tomateras.

Entre las principales tareas a la hora de cultivar tomates; después que han sido trasplantados al lugar definitivo donde se desarrollaran, se encuentran la poda y la técnica de entutorar tomateras, para que el tomate no crezca rastrero sino hacia arriba, ahorrar espacio, protegerlos de infecciones y plagas (como las babosas y hongos que se producen por la humedad del terreno), daños a las plantas y/o frutos, además de hacer más fácil su recolección.

La técnica de entutorar básicamente es utilizada para dirigir y facilitar el crecimiento de las plantas trepadoras y es aplicada tanto para como entutorar tomateras como para entutorar guisantes o entutorar pepinos.

Malla tutora hortomallas instalada en campos

La técnica de entutorar básicamente es utilizada para dirigir y facilitar el crecimiento de las plantas trepadoras.

Enturorar o guiar tomateras

Esta tarea se realiza para hacer que las plantas emprendan su crecimiento en sentido vertical respecto al suelo, lo que evita que la planta sea atacada por plagas rastreras y que la planta se expanda ocupando espacios excesivos. Además, este sistema de tutores facilita la recogida de los frutos de las plantas.

A la hora de pensar en cómo entutorar tomateras se debe tener en cuenta la especie de tomate que se esté sembrando, ya que de eso dependerá el largo del tutor y la técnica de entutorado. Las especies más altas como el cherry necesitaran tutores de un poco más de 2 metros mientras que las más pequeñas como el tomate redondo con solo 1 metro es suficiente.

Malla tomatera hortomallas colocada en los cultivos

Este sistema de tutores facilita la recogida de los frutos de las plantas.

Los tutores deben ser colocados a un lado (preferiblemente al norte para evitar que bloqueen el sol) de la planta de tomate, sin dañar las raíces, cuando esta haya comenzado a crecer y alcancen entre 15 y 25 cm de altura y/o presente sus primeras ramas.

Las plantas deberán ser atadas a cada uno de los tutores mediante el uso de cuerdas, en este punto se debe evitar apretar mucho la planta para no dañarla ni interrumpir su crecimiento. Lo ideal es hacer un lazo suelto alrededor del tallo de la planta y un nudo alrededor del tutor, y así sucesivamente hasta llegar a la parte superior del mismo.

Las ramas deben ser atadas individualmente, cada 25 o 30 cm y hacerles un nudo suave para evitar que estas se deslicen hacia abajo.

Plantas de tomate entutoradas por la malla tomatera

Las plantas deberán ser atadas a cada uno de los tutores mediante el uso de cuerdas.

Se deben podar las ramas laterales para que el crecimiento de la planta sea en sentido vertical y por ultimo solo queda realizar el mantenimiento y cuidado a las plantas.

Muchas veces se procede a adelantar todo el trabajo lo más que se pueda  para poder  plantar nuestros tomates en el terreno que escogimos, en ciertas ocasiones  las condiciones del clima no son las más ideales, a veces es porque se está pasando por una época del año en el que ocurren cambios importantes a nivel climatológico como es  la temperatura.

Este sería si se quiere uno de los pasos finales para cosechar tomates en nuestros cultivos  o en nuestro huerto casero ya sea en el jardín o en un espacio libre en nuestras casas, posterior al primer paso que es hacer el semillero, luego de haber plantado las semillas de tomates en la huerta, incluso después de haberlos entutorado, lo que nos queda es cuidar y proteger los tomates con botellones de plástico que aíslan la planta de temporales fuertes que ocurren en temporadas de invierno.

Materiales y técnicas para entutorar tomateras.

Los materiales más comunes utilizados cuando nos preguntamos en como entutorar tomateras son la caña y el bambú, también se utilizan ramas de árboles poco gruesas como café o cualquier otro árbol, cuerdas con estructura metálica o madera y mallas, entre otros. Donde serán atadas de forma suave las plantas de tomate, para que no sufran daños las ramas y continúen creciendo sanamente.

La caña de bambú y otras cañas, se encuentran entre los materiales más comunes para guiar tomates, ya que son fáciles de conseguir y trabajar. Es necesario quitarle cualquier tipo de corteza para evitar criaderos de plagas e insectos que puedan dañar la cosecha. Se pueden armar marcos o trípodes para que las plantas de tomate vayan enrollándose en ellas.

Tomatera entutorada por malla tutora hortomallas

Se debe quitar la corteza para evitar que las plagas e insectos que puedan dañar la cosecha.

Las cuerdas con estructura metálicas o de madera, son apropiadas para ahorrar espacios en siembras comerciales con grandes extensiones de terreno, se anclan las estructuras fuertemente al suelo y se colocan las cuerdas en forma doble donde se irán pasando las plantas de tomate a medida que crecen sin necesidad de ser atadas.

Las mallas, son sistemas comerciales utilizados sobre todo en siembras urbanas. Son resistentes y fáciles de instalar.

Cabe destacar que las plantas de tomate deberán ser atadas a los tutores durante toda la etapa de crecimiento, con una amplia variedad de materiales naturales o sintéticos como la rafia, yute, cintas, nylon, abrazadera, etc…

La rafia, es una cuerda natural, ecológica ya que es biodegradable y además es menos agresiva para la planta.

La cinta, es muy económica pero no se degrada tan fácilmente y pueden ser reutilizadas.

El nylon, es resistente a la intemperie pero no todos los tipos  son biodegradables.

Las abrazaderas o lazos de jardinería son económicos, tienen poca capacidad de expansión lo que podría cortar la planta, no se convierten en abono, por lo que deben ser retiradas al final de la etapa de crecimiento porque no son biodegradables.

El proceso es sencillo, consiste en tomar el tallo de la planta y atarlo, desde allí recorrer toda la planta tomando las ramas más fuertes e ir atando hasta llegar a la parte superior del tutor. Así de sencillos son los pasos de cómo  entutorar tomateras!!

Malla tomatera hortomallas instalada en campos de cultivo

La rafia es menos agresiva para la planta mientras la cinta, es muy económica y puede ser reutilizada.

Esta entrada fue publicada en entutorado de tomates. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *