Como entutorar tomates practicando el cultivo de tomate protegido.

Como entutorar tomates: poda y colocación de tutores

El tomate es una  hortaliza que tiene una gran demanda a nivel mundial por lo tanto es la que más se cultiva, tiene una gran demanda y esto hace que tenga mayor valor económico. Debido a su gran consumo cada vez más va más  en aumento su comercialización. El tomate es cultivado especialmente en climas secos. Más adelante hablaremos de cómo entutorar tomates y porque.

La planta: La planta de tomate tiene dos etapas de crecimiento: establecido y no establecido. La etapa no establecida es la más común y está definida  por un crecimiento amplio  y sin límites. En esta etapa los tallos de la planta de tomate son similares, con tres hojas y presentan flores agrupadas en un solo tallo.

Malla tutora cubierta por planta de tomate

Hay dos etapas de crecimiento de la planta de tomate esta la etapa no establecida y la etapa establecida.

Al contrario de la etapa que no está establecida, la etapa establecida se presenta con tallos que presentan a medida que crecen menos hojas, la planta determinada tiene tallos con espacios que presentan al paso del tiempo menos hojas y presentan flores agrupadas en un solo tallo, que terminan en la disposición de flores sobre las ramas, lo que conlleva a un crecimiento que si tiene límites.

Hojas: Las hojas están compuestas y son hojas que en su estructura tienen una gran cantidad de foliolos (partes separadas en las que a veces está dividido el limbo de una hoja. Las hojas de las plantas de tomates  se acomodan de formas distintas  sobre el tallo.

Planta tomatera con tomates verdes

La etapa establecida se define por un crecimiento menor los tallos de la planta de tomate están a medida con menos hojas y hay flores agrupadas en un tallo.

Tallo principal: Los tallos poseen  ángulos que tienen pilosidades, también tienen un grosor mediano. El grosor  se encuentra entre los 2 y 4 cm, sobre este tallo van creciendo las hojas, se desarrollan las hojas, las flores y los tallos secundarios.

Sistema de raíces: El sistema radical tiene a veces hasta  2 m de profundidad, con una raíz que se hunde verticalmente en la tierra y  con una gran cantidad de raíces secundarias. A veces,  en  ciertas condiciones de algunos  cultivos,  lamentablemente se daña la raíz y la planta  que está creciendo termina en un sistema de raíces  que se atrofia y forma un sistemas de ramillas del mismo, en los que se desarrollan raíces que no son del tallo principal de la planta.

Planta de tomate con amarre doble de hilera

La etapa no establecida se define por un crecimiento amplio y los tallos de la planta de tomate son similares con tres hojas y hay flores agrupadas en un tallo.

Flor: La flor del tomate es absolutamente bella, al menos tiene unos 5 pétalos de color amarillo. Las flores de la planta de tomate se agrupan en racimos.

Fruto: Los frutos de la planta de tomate pueden alcanzar hasta los 600 gramos.

Campo de plantas de tomate con malla tutora

La flor del tomate se define por su belleza tiene 5 pétalos de color amarillo y se agrupa en racimos y los frutos por que pueden alcanzar hasta 600 gramos.

Como entutorar tomates: poda y colocación de tutores.

 

Los tallos de las plantas de tomates se parten muy fácilmente, una de las razones es el peso de los frutos, las plantas que están en cultivos controlados como invernaderos son mucho más tiernas y logran una altura importante. Es por esto, que como entutorar tomates y el uso de tutores  se han vuelto indispensables y muy importantes para facilitar el trabajo de los cultivos sosteniendo las plantas de tomate y aumentando la ventilación.

Cuando se hacen tutores verticales de rafia solo una o dos ramas principales es lo que se acostumbra a dejar por planta, la norma para podar es que se van cortando las ramas laterales que van creciendo. A medida que los tallos de la planta de tomate van creciendo, los tallos se van enrollando en la rafia vertical que soporta la planta. Existen muchas formas y variaciones de entutorado y de cómo entutorar tomates  pero profundizaremos en los más importantes:

Malla tomatera dando soporte a planta tomatera

La desventaja de los tallos de las plantas de tomate es que se parten muy fácil y la razón es por el peso de los frutos.

Entutorado del tallo principal: Es común cuando nos preguntamos cómo entutorar tomates, que  se nos presente la técnica habitual, en este tipo de entutorado la planta se deja crecer  entre 2 y 2.20 metros y la planta es guiada por encima del alambre que esta tutoreando, que es el que sostiene la rafia, también se puede colocar otro alambre de forma que quede en posición paralela al interior y se deja libre sin la rafia  hasta que crezca y la planta tenga al menos unos doce ramilletes .Este tipo de entutorado es típico de invernaderos donde las estructuras son relativamente sencillas y donde se estiman ciclos muy cortos para el cultivo. Con el entutorado habitual los gastos en cuanto a mano de obra son bastante bajos.

Entutorado en altura  tipo “choza”: En este tipo de entutorado el promedio de altura es de 2,40 a 2,50 metros, este entutorado es muy común y versátil  en invernaderos con estructuras de gran altura. Con esta modalidad de entutorado los ciclos de cultivos son más numerosos y productivos  y por ende este tipo de cultivos es mucho más costoso. Es común en estos cultivos que se utilice escaleras con ruedas  de 30 centímetros para poder desplazarse por los pasillos que se encuentran en el interior del invernadero.

Como entutorar tomates

El entutorado holandés consiste en descolgar el tallo de la planta cuando este empiece a crecer para que los frutos crezcan en la parte de abajo.

Entutorado  holandés: En este tipo de entutorado se utiliza una altura de 3,50 a 3,80 metros, En  el entutorado holandés se utiliza solo un tallo de la planta y cuando esta va creciendo y alcanza cierta altura se realiza lo que se llama descolgado de la planta (se hace a medida que se van eliminando y cosechando  los frutos que están posicionados  en la parte de abajo de la planta de tomate. Descolgar la planta mientras crece, nos proporciona una mayor iluminación y esto se traduce a mayor producción, porque de esta manera se alarga el ciclo de los cultivos. Los costos de este tipo de entutorado son elevadísimos.

Cuando pensamos en entutorar tomates, como entutorar  pepinos y como entutorar guisantes la poda de estas plantas  es una práctica habitual  en  los cultivos hortícolas. Y la  técnica de colocar tutores se realiza comúnmente  si las plantas necesitan crecer en dirección vertical.

La poda es una práctica muy común a la hora de pensar en cómo entutorar tomates, radica en dejar algunos tallos de la planta de tomate (dejar 4 tallos),  y se elimina los tallos sobrantes de manera que la planta de tomate se encuentre en equilibrio, es buena idea incrementar el número de plantas para tener una plantación numerosa y poder podar más plantas de forma más seguida. Ahora con todos estos consejos anímense a construir invernaderos o cultivos de tomates más pequeños, verán los maravillosos tomates que se pueden cosechar.

Publicado en entutorado de tomates | Deja un comentario

Consejos para entutorar tomateras

 El mejor método para entutorar tomates

El cultivar tomates es la primera opción de quienes tienen una pasión por la buena comida y es que ésta hortaliza es la protagonista en muchos platos deliciosos y de calidad consumidos a nivel mundial. El tomate no falta en los hogares y por lo general no falta en ningún huerto, su cultivo y posterior entutorado es un conocimiento que no debe faltar en los amantes de la tierra. Para cultivar tomateras se debe seguir un plan bastante detallado el cual nos llevará a un desarrollo y correcto crecimiento de la planta. Te ofreceremos todos nuestros mejores consejos para que esto ocurra y además de mostraremos como entutorar tomateras de una manera muy sencilla para que la apliques en tu huerto.

Malla tutora instalada en campos de hortalizas

La desventaja de las tomateras es que es una planta muy delicada.

Las tomateras son plantas muy delicadas y por ello requieren de una cosecha muy cuidada para su buen desarrollo, debemos seguir muy bien todos los tips que conozcamos para llevar a cabo su correcto cultivo. Principalmente se recomienda sembrarla en un semillero porque así lograremos un cuidado más minucioso, las semillas deben ser cubiertas por medio centímetro de tierra aproximadamente, la tierra debe mantenerse húmeda es por ello que mantendremos un riego constante sin empaparla, la luz del sol debe pegarle directamente al menos 4 horas al día y  cuando la tomatera brote y tenga unas 4 o 5 hojas podremos trasplantarla muy cuidadosamente al huerto donde vayamos a entutorarla.

El cómo entutorar tomateras es un proceso es muy sencillo pero de suma importancia, si la planta crece al nivel de la tierra nos traería muchas consecuencias al momento de cosechar ya que podríamos perder una cantidad razonable de frutos. Los problemas más comunes que presenta este cultivo al desarrollarse al ras del suelo son: hongos en sus hojas, daños en la planta en general por insectos rastreros, sus frutos son más propensos a la humedad y esta los dañaría muy rápidamente. Todo esto lo evitaremos si en el momento propicio entutoramos nuestra tomatera.

Bambús y malla tomatera para entutorar

Los hongos y los insectos son problemas que se presentan si la planta crece al ras del suelo.

Métodos para entutorar tomateras

  • Entutorado con cuerdas: hay dos maneras de realizar este método, una es disponer las cuerdas de forma horizontal y la otra de forma vertical. Para enturorar tomateras con cuerdas horizontales necesitaremos dos soportes a los lados de nuestras hileras, si la hilera de nuestras plantas es muy larga usaremos un suporte aproximadamente cada dos metros, los soportes pueden ser de bambú, madera o metálicos; ataremos varias líneas de cuerdas dobles a los soportes, cada una debe estar a 15cm de separación como máximo (una de la otra), hasta que logremos cubrir todo nuestro soporte. Cuando finalicemos nuestra estructura el único trabajo que nos queda es guiar nuestra tomatera entre las cuerdas a medida de que crezca. Es un proceso bastante sencillo y factible.

La segunda forma para saber cómo entutorar tomateras con cuerdas es utilizándolas de modo vertical; para ello necesitaremos una estructura similar a la anterior. Clavaremos dos soportes a los entremos de nuestra hilera de plantas, deben ser lo suficientemente resistentes, pueden ser de madera de metal o bambú, debemos cerciorarnos que queden bien hundidos en la tierra para que cumplan con su función, seguidamente colocaremos otro soporte de forma horizontal en el extremo superior de éstos y uno más en la base (este último debe quedar a unos 15 cm de separación de nuestras plantas). Estos dos soportes horizontales nos servirán para atar las cuerdas de manera vertical de extremo a extremo; las cuerdas deben ir a la distancia que sembramos cada tomatera, se deben usar cuerdas finas y ser atadas de forma doble ya que entre ellas guiaremos nuestra planta, las cuerdas serán el tutor en este proceso. A medida que la planta crezca debemos verificar que pase entre las cuerdas. Es un proceso bastante rápido para realizar el cultivo correcto.

Malla para entutorar instalada en el campo

Hay otro método para entutorar y es usando cuerdas atándola de forma vertical.

  • Entutorar con varas: Las varas pueden ser de bambú o de madera, (nuestra recomendación es usar bambú para este proceso ya que es más resistente al agua, la madera suele pudrirse más rápido por el continuo riego de las plantas). Éstas varas serán los tutores de nuestras tomateras, lo que haremos es clavar estos tutores en la tierra a una profundidad adecuada para que resistan el crecimiento, cada uno ira detrás de nuestras plantas a unos 10 o 15cm de separación y listo esta es toda la estructura que necesitaremos para este método. El trabajo está a medida que la planta crezca; debemos atar la tomatera al tutor con hilo o rafia cada cierto tiempo de crecimiento, no debe ser una atadura muy forzada sino todo lo contrario, es sólo para que la planta se mantenga y crezca erguida. Es un proceso más dedicado pero aun así súper sencillo.
  • Entutorar con mallas: lo más usado son las mallas de acero, quienes piensan en una inversión a futuro las prefieren debido a que éstas duran mucho tiempo y pueden ser reutilizadas incontables veces en nuestro huerto. Para enturar tomateras con mallas debemos clavar dos soportes a los extremos de nuestra hilera de tomates, recomendamos que sean varillas de metal corrugado, si la hilera de tomateras es muy larga debemos colocar una varilla cada dos metros; una vez clavadas a una profundidad apropiada pasaremos nuestra malla entre éstas, lo que demos hacer es pasar cada anillo de la malla entre cada soporte intercaladamente (un anillo por delante del soporte y uno por detrás de éste) así sucesivamente hasta que lleguemos al menos a 10cm sobre la tierra. En el proceso de crecimiento de nuestras tomateras con mucha sutileza y cuidado, la guiaremos a través de la malla para que crezcan de manera vertical.
Malla tomatera dando soporte a plantas de tomate

Los materiales con los que se puede entutorar con:cuerdas, varas y mallas.

Estos tres métodos son los más usados y recomendables para entutorar tomateras, el tutorado debe comenzar aproximadamente a los 15 o 20 días después del trasplante. La planta debe tener un tamaño adecuado para comenzar con su manipulación, sí nuestra tomatera aún es muy débil debemos esperar unos días más para evitar que sufra algún daño o incluso que la planta se quiebre. Nuestro cultivo comenzará a darnos frutos a los 3 meses aproximadamente, contando desde el momento que la tomatera es sembrada, se recomienda cosechar los tomates cuando estos ya estén entre rojos y amarillos, no es necesario esperar a que estén completamente maduros ya que podrían dañarse más rápido y así también evitamos que algunos insectos y/o pájaros se aprovechen de nuestra labor antes que nosotros. Siguiendo nuestros consejos conocerás muy bien cómo entutorar tomateras y te esperará una muy prospera y merecida cosecha.

Publicado en entutorado de tomates, Entutorar tomates | Deja un comentario

¿Por qué entutorar mi cultivo de tomates?

Paso a paso de cómo entutorar tomates

No está de más decir que el cultivar tomates es un proceso bastante detallado pero sencillo, pero éste requiere de sumo cuidado y dedicación en su transcurso. El tomate es  una de las hortalizas favoritas entre los amates de la buena comida y que lleva la delantera por su amplia productividad, éste es el protagonista en muchos tipos diferentes de exquisitos platos que traspasan las fronteras así que, su cultivo sin lugar a dudas, es algo que tendrá una muy buena recompensa.  El conocer cómo entutorar tomates y que beneficios traerá al crecimiento de la planta, será un conocimiento valioso para cualquier amante de este fruto.

Si ya se ha desarrollo un proceso muy cuidadoso en la primera fase de su cultivación lo que queremos buscar es que a la hora de cultivar y cosechar sus frutos éstos sean saludables y estén en perfecto estado. Es por ello que nuestra recomendación fundamental es que la tomatera sea entutorada para garantizar su óptimo crecimiento. La razón más importante del entutorado es que sus frutos no crezcan al ras del suelo ya que al estar al contacto directo con la tierra el fruto es más propenso a pudrirse rápidamente; al guiar la tomatera para que ésta crezca de manera vertical sus frutos estarán a salvo de hogos e insectos rastreros. Otra de las razones importantes es que el cultivo de tomates requiere para su buen crecimiento, que sus raíces estén a una temperatura muy cálida, es por esto que necesita que los rayos del sol den directamente en el suelo y lograremos un mejor resultado si la planta crece erguida y cortamos las hojas inferiores de ésta. Para finalizar unas dos últimas razones para acotar y resaltar de porque es una buena opción el enturar tomates, es el ahorro de espacio en nuestro huerto y una mejor factibilidad para un posterior proceso de cultivo de frutos. Entonces ¿Cómo entutorar tomates?

Malla para entutorar instalada en el campo

Se debe saber como entutorar los tomates y que beneficios se obtendrán durante el crecimiento de la planta.

Existes diversos materiales que pueden usarse a la hora de enturorar nuestra planta,  además de varias técnicas que se aplican en este proceso. A continuación resaltaremos las más destacables y recomendadas según nuestro criterio.

  • Si estamos pensando en economía, el entutorar nuestras plantas de tomate con cuerda son la opción que más se apega a este deseo, además de ser un sistema bastante sencillo de lograr y poner en marcha. Hay dos maneras de lograr un entutorado factible con cuerdas y es que éstas se pueden usar de manera horizontal y vertical. Para entutorar de manera horizontal debemos clavar nuestros soportes (bien sean de madera o de metal) a los extremos de las hileras si éstas son muy largas se recomienda que cada soporte esté cada 2 metros aproximadamente, (ambas opciones tendrán un buen resultado), luego pasaremos a atar cuerdas finas en cada soporte o en los extremos según hayamos diseñado nuestro entutorado, las cuerdas deben estar atadas de manera doble ya que entre ellas pasaremos nuestra planta a medida que ésta vaya desarrollando su crecimiento, debemos atar varios dobleces de cuerdas pensando en el crecimiento total de la tomatera. Es una técnica muy fácil que hará que la guía de la planta en su desarrollo, sea un proceso más cómodo.

La segunda opción para entutorar con cuerdas es hacerlo de manera vertical, para esto igualmente, clavaremos dos soportes a los extremos de cada hilera, si éstas son muy largas los soportes también deberán estar cada 2 metros, está estructura deberá tener una barra de metal o de madera en la parte superior de éstos y una barra más en la parte inferior, la cual estará ubicada detrás de nuestra hilera sin tocar las plantas, en la barra superior es donde se ataran nuestras cuerdas dobles y se amarraran en la barra base. En el proceso de crecimiento guiaremos nuestra tomatera por en medio de las cuerdas y estas la ayudaran a crecer erguidas, sin ser un sistema muy rígido que debilite la planta.

Malla tutora dando soporte a plantas de tomate

También se puede entutorar con cuerdas se debe hacer de manera vertical.

  • Por otra parte, si en lo que estamos pensando es en el diseño visual de nuestro huerto, una de las opciones favoritas y también muy eficaz es usar varas de bambú como tutores, este sistema es muy fácil de lograr y el bambú una vez seco dura por mucho tiempo. Clavaremos en la tierra nuestras varas detrás de cada planta a unos 10cm de separación aproximadamente, el proceso en su crecimiento es que la planta sea atada al tutor (bien sea con hilo, cuerda, rafia o lo que decidan usar), de manera sutil, no es necesario que la plata quede completamente pegada a la vara y tampoco es recomendable, recordemos que lo que buscamos es guiar nuestra tomatera no queremos que su ramas se rompan o se debiliten a medida que crezca.
  • Si lo que buscamos es que el proceso de enturado sea más ágil y resuelto a medida del crecimiento de nuestra tomatera, la opción más buscada es la de vallado; el como entutorar tomates nunca había sido tan fácil. Esta técnica es usada comúnmente en la mayoría de los huertos urbanos, ya que logra organizar el espacio de una manera muy propia. El sistema consiste en colocar dos barras de metal o de madera a los extremos de nuestras hileras (o cada dos metros si nuestras hileras son muy largas), seguidamente pasaremos las mallas de acero a través de los soportes laterales a modo de zigzag (Un anillo por delante del soporte y uno por detrás, así sucesivamente hasta que la malla toque el suelo) Posteriormente en el proceso de crecimiento ataremos a la malla nuestra planta de tomate.
cultivo de tomates

El entutorado se debe comenzar de 15 a 20 días ya que la planta tendrá un tamaño adecuado.

Estas opciones de como entutorar tomates, son las más usadas, cómodas y por sobre todo factibles a la hora de cultivar tomateras. Es recomendable que el entutorado comience entre unos 15 días a 20 días después de que se realiza el trasplante, ya que la planta tendrá un tamaño adecuado para empezar a ser guiada. La cosecha del fruto podrá realizarse a partir de los 3 meses aproximadamente, después de su siembra. Se recomienda que los tomates sean cosechados en un término medio, cuando la piel del tomate esté entre amarilla y roja, ya que no buscamos que algunos insectos se aprovechen primero de la cosecha.

Bien, esto es lo más resaltante y fundamental que debes saber sobre cómo entutorar tomates. Con el necesario cuidado y dedicación, nuestras tomateras nos proveerán frutos sanos y exquisitos los cuales podremos degustar en un sinfín de platos gastronómicos. ¡Feliz y prospera cosecha!

Publicado en entutorado de tomates | Deja un comentario

Entutorado de tomates primordial regla para tener tomates de gran calidad.

Ideas para  el entutorado de tomates y cosechar plantas saludables.

El tomate es una de los frutos que más consumimos, es por esto que, en muchos de los  casos la manera de cultivarlos y sembrarlos suele traer muchas  complicaciones, esto se debe a que la planta de tomate es una planta muy sensible y delicada.

Las plantas tomateras como toda planta que dé frutos necesitan de ciertos cuidados que deben estar muy bien supervisados, ya que estas deben tener un gran equilibrio con la cantidad de agua y la constancia con la que se riega y la exposición al sol,  de esta forma se evitan enfermedades que son bastante comunes en suelos fértiles.

Si tenemos las técnicas que son requeridas para cosechar tomates, tendremos tomates verdaderamente ricos en apenas 20 días empleando una técnica precisa de entutorado de tomates. El entutorado de las plantas de tomates es una de las prácticas más eficaces y altamente recomendada para el cultivo de tomates, esta técnica es bastante similar a entutorar guisantes y entutorar pepinos

Para esto los principales materiales y los más usados  son alambres, mallas tomateras  o hilos de una textura muy fuerte, también se hace uso de  varillas de material plástico y palos de madera  para que la la planta pueda enredarse. Entutorar la planta de tomates traerá como beneficios que la planta no sea rastrera y ocupe un espacio importante en el huerto y hará más simple su cuidado, sobre todo es ideal para  huertos pequeños, así como en cultivos donde se requiere aprovechar  de manera más productiva el espacio.

Si los tomates son sembrados libremente  la planta será rastrera y terminara dando los frutos en el suelo y serán propensos a hongos, plagas y estarán  expuestos a ser mordidos por roedores, es por ello la importancia de colocar un soporte o entutorado.

Es importante destacar que se puede hacer el entutorado de tomates con diferentes materiales existentes en el mercado o en la naturaleza, desde el bambú, ramas de árboles con un grosor adecuado hasta varillas de acero corrugado con el objetivo de tener por más tiempo los tomates atados a las tomateras, esto dependerá también mucho del lugar y el clima donde van a crecer las plantas de tomates.

  

Entutorado de tomates:

El entutorado de tomates es una técnica que consiste en la utilización de  una vara para mantener la rectitud en la planta, en este caso ataremos nuestras plantas al tutor con rafia o hilo que son biodegradables y amigables con el ambiente y de esta manera lograr que nuestras tomateras tengan un soporte muy fuerte.

Las plantas de tomates demandan de mucho abono por lo que es muy útil  el humus  proveniente de la lombriz (Las lombrices hasta que tienen una edad avanzada, su esencial alimento es estiércol que posteriormente es reciclado en el intestino de estas y se transforma en abono para terrenos, y es absorbido por las raíces de las plantas)  0 el procedimiento se hace untando en la varilla o tutor  y el hilo  de manera que  cuando se riegue la planta se  aprovechen  ambos nutrientes en su crecimiento .

La técnica de entutorado de tomates debe estar presente antes y durante  el crecimiento de los tomates, al igual que colocar el  humus de lombriz en el fondo de la tierra, esto hará que las plantas consigan desarrollar raíces auxiliares las cuales le permitirán crecer con una mayor fuerza y cosechar  tomates sanos y grandes. Los tomates no necesitan mucha humedad por lo tanto, la manera más apta para su riego es hacerlo en la tarde y no en la noche para no exponerlo a tantas horas de humedad, de lo contrario estarán expuestos a un largo periodo de humedad que traerá hongos y plagas que infectaran las plantas.

Como atar las tomateras, como y porque atarlas.

Jaula para tomateras: El método de la  jaula para plantas de tomate es la manera efectiva para el entutorado de  tomates en un espacio medianamente grande como un jardín. La jaula  permite que las plantas  se desarrollen libremente sin la necesidad de podarlas.

Entutorar los tomates usando un palo: La manera más sencilla y la más utilizada para el  entutorado de tomates es amarrar la planta de tomate a un tutor que generalmente esta hecho de madera o plástico que va enterrado en el suelo. Se utilizan con frecuencia en esta técnica estacas que comúnmente están hechas de bambú o plástico. Esta técnica es la factible  de los tres métodos que hemos mencionado  para desarrollar un proyecto de  cultivo de tomates, toda siembra amerita de grandes cuidados para mantenerse en pie.

Entutorar los tomates con hilos o sogas: El cultivo de plantas de tomates que van amarradas a hilos o rafias para tomates es una técnica prácticamente nueva que ha calado de manera muy interesante en el mercado los últimos diez años y cuenta con  una gran popularidad en operaciones agrícolas pequeñas. Se atan las sogas a la base de la planta de tomate y luego como a una vía en la parte alta de la planta y así la planta se va guiando en dirección vertical  y enrollando a la soga mientras va creciendo.

Normas para cosechar  tomates en 20 días

 

  • La tierra debe ser rica en minerales y hay que prepararla antes de sembrar los tomates.
  • Seleccionar un espacio donde la planta este expuesta a a la luz solar al menos unas 6 horas diariamente
  • Montar un sistema de donde los tutores ayuden a enredarse a la planta una vez que estén sembrados.
  • Para tener tomates con un buen tamaño y sabor hay que dejar que los tomates maduren bien estando en la planta.
  • Es recomendable tener plantas que son plaguicidas naturales como la albahaca, cebolla o espinacas, estas plantas actúan como repelente de plagas que atacan los tomates.
  • Evitar sembrar las plantas una muy cerca de la otra.
  • Para evitar enfermedades a la plantación es importante que se vayan girando los cultivos de manera continua.
  • Hacer uso de sales como el bicarbonato de sodio colocándolo alrededor de la planta, a una distancia prudente y apropiada de unos 10 cm, el bicarbonato será absorbido por la tierra y aportara un mayor equilibrio en la acidez natural de los tomates.
  • El mejor método de riego es una vez a la semana de manera abundante.

Bueno luego de estas recomendaciones anímense a practicar el entutorado de tomates y a disfrutar del rico sabor de los tomates cultivados en un breve tiempo y con técnicas amigables con el medio ambiente.

Publicado en entutorado de tomates, Entutorar tomates | Deja un comentario

Tomates bien entutorados garantía de sabor y frescura

Aspectos pormenorizados sobre la siembra y cosecha de ricos tomates

Los tomates, que por algunos termina siendo considerado como fruta y por otros como vegetal, es el fruto de una planta a la cual se le denomina tomatera. Es una planta considerada rastrera, pues tiende a desarrollase sobre el suelo si se deja de forma libre. No obstante, en los casos en la que se cultiva de forma intensiva ornamentalmente e industrialmente es conveniente entutorar tomates.

El entutorado, envarado o enrutado de los tomates es una metodología práctica muy conveniente, ya que permite mantener a las plantas y a los frutos lejos del suelo, evitando así la proliferación de enfermedades.

Malla tomatera hortomallas instalada en campo de cultivo

El entutorado de tomates evitar que los tomates toquen el suelo y se contaminen.

Las tomateras producen los deliciosos tomates, estos pueden ser de varias especies lo que representa algunas características físicas similares entre sí.

Existen tomates de diferentes colores los más comunes los rojos y los amarillos. Este fruto es originario de América, específicamente del oeste de América del Sur de la región de los Andes Peruanos. Aunque también hay registros que esta planta crecía y se desarrollaba e incluso era cultivada por los Aztecas en México, de hecho, el termino tomate proviene como derivación de una palabra azteca la cual los españoles adaptaron del azteca al español.

Malla para enturorar tomates

Gracias a las tomateras se producen tomates de buena calidad y de buen sabor.

Incluso hoy día hay cierta discrepancia en cuanto al origen, no obstante, terminan siendo los colonizadores españoles llegados a México los que popularizan esta excelente fruta y la dan a conocer al resto del mundo.

La industria del tomate actualmente moviliza desde el punto de vista de la generación de las semillas, el cultivo en sí mismo, la obtención de los frutos, el procesamiento y la comercialización de este rubro alimenticio unos 60 mil millones de dólares anuales, no es poca cosa.

Malla tutora dando soporte a plantas de tomate

Existen distintos tipos de tomates algunos son distintos por la forma del tomate también varia el brillo el color y el tamaño.

Hoy día se puede contar con unas 60 variedades de tomates, aunque muchos de nosotros no nos hallamos topado con solo unas cuatro; los hay rojos brillantes y opacos, morados, verdes, amarillos; los hay pequeños, medianos y grandes; los hay en forma ovoidal, de pera, redondos y hasta alargados.

En general el sabor de los tomates es ácido y todas las variedades aquí mencionadas son actas para el consumo humano.

El enorme poder de adaptación que tiene esta planta le permite ser cultivada en muchas partes del mundo, en diferentes suelos y con diferentes climas; y se puede cultivar con mucha facilidad en los jardines de nuestros hogares y hasta en los balcones de los apartamentos, en este caso se requieren de unos pocos insumos como lo son las semillas, una buena cantidad de tierra abonada, una maseta, unas cañas y unas cuerdas o rafia para tomates con las cuales se pueda entutorar tomates.

Malla espaldera colocada en campo de cultivos

Lo bueno de los tomates es que se pueden cultivar en cualquier tipo de tierra y en cualquier clima.

Ahora bien, comencemos por el principio, las semillas de los tomates son geminadas en los denominados canteros que nos sirven de soporte para obtener los almácigos de tomates. Ya germinadas y con una altura de unos 10 cm, las plantas son trasplantadas a su lugar definitivo, el cual va a depender de la finalidad del cultivo.

Por ejemplo, si es para sembrar en nuestros jardines el lote de tierra arreglado debe ser de unos 1,5 por 4 metros, evidentemente esto dependerá de la disponibilidad de terreno para tal fin. En los apartamentos serán necesarias unas masetas, y si se realiza de forma industrial, es decir a gran escala, los terrenos para este fin deben ser grandes extensiones de tierra, con inclinaciones no mayores a 30 grados y con una excelente disponibilidad de agua para el riego de las plantas.

Malla para entutorar hortalizas

Para sembrar tomates depende del terreno y donde los quieres sembrar.

El trasplante de las plántulas de tomate al terreno apto, se realiza muy temprano en la mañana o cayendo la tarde, esto con la finalidad de minimizar el efecto estresante que se origina sobre la planta por su remoción a partir de los canteros de germinación. La siembra se realiza en surcos y la distancia entre las plantas debe ser en promedio de unos 20 cm, mientras que la distancia de un surco a otro debe ser en promedio de unos 45 cm. Ya adaptadas las plántulas al terreno y cuando estas alcancen unos 30 o 40 cm de altura, se procede a entutorar los tomates, acción esta que también puede realizarse con los pepinos y con los guisantes. Es decir, se debe entutorar los pepinos y también se debe entutorar los guisantes con la finalidad de mantener las planta lindas y saludables.

Existen varias formas de entutorar los tomates, en este apartado daremos a conocer dos es estas, las cuales son las más frecuentemente usadas.

La primera consta en tirar una línea de alambre calibre 10 entre los extremos de cada surco, para ello se dispone de un par de postes enterrados a mediana profundidad (60 cm), los cuales servirán de anclaje.

Malla espaldera hortomallas soporte de hortalizas

Los beneficios de entutorar tomates es que es muy simple y fácil de hacer y se obtienen buenos resultados.

Dependiendo de lo largo de los surcos y de las irregularidades del terreno se dispondrán de varas intercaladas entre los dos postes principales, esto con la finalidad de dar firmeza y sustento a las líneas de amarre que servirán para entutorar los tomates. A medida que las plantas de tomates crezcan las líneas de amarre o rafia para tomates, se irán ajustando, de manera que la planta siempre este derechay erguida.

La segunda se basa en el uso de varas, cañas o cabillas corrugadas, estas se entierran a una distancia aproximada de 10 a 15 cm del tallo de las plantas. Las plantas se sujetan a la caña en varias secciones mediante el empleo de cuerdas, ganchos plásticos o rafia para tomates.

Esta metodología es muy práctica y los resultados son excelentes. Una modificación de este tipo de entutorado, consiste en enterrar dos cañas paralelas a las plántulas y luego se cruzan en los extremos superiores mediante el empleo de cuerdas, en la sección superior a los puntos de amarres y en la sección intermedia se instalan cañas, varas o cabillas de menor calibre, las cuales permiten dar mayor apoyo a las cañas principales y a su vez generan muchos más puntos de anclaje para amarrar las cuerdas o las rafias y así mantener erguidas las plantas.

Este método es extraordinariamente, sencillo y simple y permite obtener excelentes resultados en la técnica de entutorar tomates. La constante será la producción de tomateras sanas y tomates ricos, frescos y saludables; actos para preparar ricas salsas, preparados de tomares y por supuesto ricas ensaladas muy nutritivas para el día a día.

 

Publicado en entutorado de tomates, Entutorar tomates | Deja un comentario

Entutorado de tomates primordial regla para tener tomates de gran calidad.

Ideas para  el entutorado de tomates y cosechar plantas saludables.

 

El tomate es una de los frutos que más se consume, es por esto que, en muchas oportunidades la manera de cultivarlos y sembrarlos trae consigo un montón de problemas, esto se debe a que la planta de tomate es una planta muy sensible y delicada.

Las plantas tomateras como toda planta frutal requieren  de algunos cuidados que deben estar muy bien supervisados, estas plantas deben tener un gran equilibrio entre el un sistema diseñado de  riego, en el que prevalezca la abundancia de agua y la luz solar,  y de esta forma se evitan enfermedades que son más comunes  de lo que pensamos sobre todo en suelos fértiles.

Si tenemos las técnicas adecuadas y que son requeridas para cosechar tomates, tendremos tomates verdaderamente ricos en apenas 20 días  empleando una técnica precisa de entutorado de tomates. El entutorado de las plantas de tomates  es una de las prácticas más eficaces y altamente recomendada para el cultivo de tomates, esta técnica es bastante similar a entutorar guisantes y entutorar pepinos

Para  la práctica de entutorado de tomates los materiales principales y más usados son: alambres, mallas tomateras  o hilos de  textura muy fuerte, también se hace uso de  varillas de material plástico o metal y palos o cañas de madera  para que la planta de tomates pueda enredarse. Entutorar la planta de tomates traerá entre otros beneficios plantas que  no serán rastreras y  a su vez que no ocupen espacios aprovechables en el huerto y esta técnica  hará más simple  el trabajo de su cuidado, sobre todo es ideal para  huertos pequeños, así como en cultivos donde se requiere aprovechar  de manera más productiva el espacio.

Malla tutora hortomallas instalada en campos de cultivo

La malla tomatera es una buena opción para entutorar tomates.

Cuando las plantas de tomates son sembradas al azar la planta  tomara forma rastrera y los frutos crecerán en el suelo y estarán expuestos a hongos y plagas, por otro lado están propensos a ser mordidos y contaminados por roedores, es por ello la importancia de colocar un soporte o entutorado.

Es importante destacar que se puede hacer el entutorado de tomates con diferentes materiales existentes en el mercado o en la naturaleza,  desde  el bambú, ramas de árboles con un grosor adecuado hasta varillas de acero corrugado con el objetivo de tener por más tiempo los tomates atados a las tomateras, esto dependerá también mucho del lugar y el clima donde van a crecer las plantas de tomates.

Entutorado de tomates:

El entutorado de tomates es una técnica que consiste en la utilización de  una vara para mantener la rectitud en la planta, en este caso se ataran  las  plantas  a un tutor con rafia o hilo que son materiales biodegradables y amigables con el ambiente y así poder  lograr que las  tomateras tengan un  buen soporte.

Las plantas de tomates demandan de mucho abono por lo que es muy útil  el humus  proveniente de la lombriz (se transforma en abono para terrenos, y es absorbido por las raíces de las plantas)  el procedimiento se hace untando en la varilla o tutor  y el hilo  de manera que  cuando se riegue la planta se  aprovechen  ambos nutrientes en su crecimiento.

La técnica de entutorado es primordial durante  el crecimiento de los tomates, de igual forma abonar con el  humus de lombriz el fondo de la tierra, esto hará que las plantas consigan desarrollar raíces auxiliares las cuales permitirán a la planta  crecer con una mayor fuerza y cosechar  tomates sanos y grandes. Los tomates no necesitan mucha humedad por lo tanto, la manera más apta para su riego es hacerlo en la tarde y no en la noche para no exponerlo a tantas horas de humedad, de lo contrario estarán expuestos a un largo periodo de humedad que traerá hongos y plagas que infectaran las plantas.

Malla tomatera hortomallas para entutorar plantas

Si usas el abono humus de lombriz tus tomates tendrán un crecimiento saludable y serán más grandes.

Como atar las tomateras y porque atarlas.

Jaulas  para tomateras: El método de la  jaula para plantas de tomate es la manera efectiva para el entutorar tomates en un espacio medianamente grande como un jardín. La jaula  permite que las plantas  se desarrollen libremente sin la necesidad de podarlas.

Entutorar los tomates usando un palo o varillas: La manera más sencilla y la más utilizada para entutorar tomates es amarrar la planta de tomate a una varilla de metal (acero)  o palo de madera que va enterrado en la tierra. Las estacas usadas en esta técnica están hechas de materiales como la madera, bambú o plástico.

Entutorar los tomates con hilos o sogas: El cultivo de plantas de tomates amarradas a hilos o sogas es una técnica prácticamente nueva y ha revolucionado y ha alcanzado una gran popularidad en operaciones agrícolas pequeñas. Se atan las sogas a la base de la planta de tomate y luego como a un riel en la parte superior y así la planta se va guiando y enrollando a la soga mientras va creciendo.

Plantas de tomate entutoradas por malla tomatera hortomallas

Se debe comprobar que la tierra sea fértil antes de plantar tomates.

Normas para cosechar  tomates en 20 días

  • La tierra debe ser rica en minerales y debe estar preparada previamente  antes de sembrar los tomates.
  • Seleccionar un espacio donde la planta este expuesta a la luz solar, deben tener luz solar al menos 6 horas al día.
  • Montar un sistema donde los tutores ayuden a que las plantas se enreden una vez que estén sembrados.
  • Para tener tomates con un buen tamaño y sabor hay que dejar que los tomates maduren bien estando en la planta.
  • Es recomendable tener plantas que son plaguicidas naturales como la albahaca, cebolla o espinacas.
  • Rotar los cultivos de tomates para evitar enfermedades a la plantación.
  • Utilizar bicarbonato de sodio colocándolo alrededor de la planta, con el cuidado de que no toque la planta a unos 15 cm de distancia, será absorbido por la tierra y aportara un mayor equilibrio en la acidez natural de los tomates.
  • El mejor método de riego es una vez a la semana de forma abundante.
Malla tutora hortomallas colocada en campos

El tiempo recomendable para exponer los tomates a la luz solar son 6 horas.

Bueno luego de estas recomendaciones anímense a practicar el entutorado de tomates y a disfrutar del rico sabor de los tomates cultivados en un breve tiempo y con técnicas amigables con el medio ambiente.

Malla tomatera hortomallas instalada en los cultivos

Usando la malla tomatera y la técnica de entutorado no afectan al medio ambiente.

 

 

Publicado en entutorado de tomates | Deja un comentario

La técnica de como entutorar tomateras.

Materiales y formas de cómo  entutorar tomateras.

Entre las principales tareas a la hora de cultivar tomates; después que han sido trasplantados al lugar definitivo donde se desarrollaran, se encuentran la poda y la técnica de entutorar tomateras, para que el tomate no crezca rastrero sino hacia arriba, ahorrar espacio, protegerlos de infecciones y plagas (como las babosas y hongos que se producen por la humedad del terreno), daños a las plantas y/o frutos, además de hacer más fácil su recolección.

La técnica de entutorar básicamente es utilizada para dirigir y facilitar el crecimiento de las plantas trepadoras y es aplicada tanto para como entutorar tomateras como para entutorar guisantes o entutorar pepinos.

Malla tutora hortomallas instalada en campos

La técnica de entutorar básicamente es utilizada para dirigir y facilitar el crecimiento de las plantas trepadoras.

Enturorar o guiar tomateras

Esta tarea se realiza para hacer que las plantas emprendan su crecimiento en sentido vertical respecto al suelo, lo que evita que la planta sea atacada por plagas rastreras y que la planta se expanda ocupando espacios excesivos. Además, este sistema de tutores facilita la recogida de los frutos de las plantas.

A la hora de pensar en cómo entutorar tomateras se debe tener en cuenta la especie de tomate que se esté sembrando, ya que de eso dependerá el largo del tutor y la técnica de entutorado. Las especies más altas como el cherry necesitaran tutores de un poco más de 2 metros mientras que las más pequeñas como el tomate redondo con solo 1 metro es suficiente.

Malla tomatera hortomallas colocada en los cultivos

Este sistema de tutores facilita la recogida de los frutos de las plantas.

Los tutores deben ser colocados a un lado (preferiblemente al norte para evitar que bloqueen el sol) de la planta de tomate, sin dañar las raíces, cuando esta haya comenzado a crecer y alcancen entre 15 y 25 cm de altura y/o presente sus primeras ramas.

Las plantas deberán ser atadas a cada uno de los tutores mediante el uso de cuerdas, en este punto se debe evitar apretar mucho la planta para no dañarla ni interrumpir su crecimiento. Lo ideal es hacer un lazo suelto alrededor del tallo de la planta y un nudo alrededor del tutor, y así sucesivamente hasta llegar a la parte superior del mismo.

Las ramas deben ser atadas individualmente, cada 25 o 30 cm y hacerles un nudo suave para evitar que estas se deslicen hacia abajo.

Plantas de tomate entutoradas por la malla tomatera

Las plantas deberán ser atadas a cada uno de los tutores mediante el uso de cuerdas.

Se deben podar las ramas laterales para que el crecimiento de la planta sea en sentido vertical y por ultimo solo queda realizar el mantenimiento y cuidado a las plantas.

Muchas veces se procede a adelantar todo el trabajo lo más que se pueda  para poder  plantar nuestros tomates en el terreno que escogimos, en ciertas ocasiones  las condiciones del clima no son las más ideales, a veces es porque se está pasando por una época del año en el que ocurren cambios importantes a nivel climatológico como es  la temperatura.

Este sería si se quiere uno de los pasos finales para cosechar tomates en nuestros cultivos  o en nuestro huerto casero ya sea en el jardín o en un espacio libre en nuestras casas, posterior al primer paso que es hacer el semillero, luego de haber plantado las semillas de tomates en la huerta, incluso después de haberlos entutorado, lo que nos queda es cuidar y proteger los tomates con botellones de plástico que aíslan la planta de temporales fuertes que ocurren en temporadas de invierno.

Materiales y técnicas para entutorar tomateras.

Los materiales más comunes utilizados cuando nos preguntamos en como entutorar tomateras son la caña y el bambú, también se utilizan ramas de árboles poco gruesas como café o cualquier otro árbol, cuerdas con estructura metálica o madera y mallas, entre otros. Donde serán atadas de forma suave las plantas de tomate, para que no sufran daños las ramas y continúen creciendo sanamente.

La caña de bambú y otras cañas, se encuentran entre los materiales más comunes para guiar tomates, ya que son fáciles de conseguir y trabajar. Es necesario quitarle cualquier tipo de corteza para evitar criaderos de plagas e insectos que puedan dañar la cosecha. Se pueden armar marcos o trípodes para que las plantas de tomate vayan enrollándose en ellas.

Tomatera entutorada por malla tutora hortomallas

Se debe quitar la corteza para evitar que las plagas e insectos que puedan dañar la cosecha.

Las cuerdas con estructura metálicas o de madera, son apropiadas para ahorrar espacios en siembras comerciales con grandes extensiones de terreno, se anclan las estructuras fuertemente al suelo y se colocan las cuerdas en forma doble donde se irán pasando las plantas de tomate a medida que crecen sin necesidad de ser atadas.

Las mallas, son sistemas comerciales utilizados sobre todo en siembras urbanas. Son resistentes y fáciles de instalar.

Cabe destacar que las plantas de tomate deberán ser atadas a los tutores durante toda la etapa de crecimiento, con una amplia variedad de materiales naturales o sintéticos como la rafia, yute, cintas, nylon, abrazadera, etc…

La rafia, es una cuerda natural, ecológica ya que es biodegradable y además es menos agresiva para la planta.

La cinta, es muy económica pero no se degrada tan fácilmente y pueden ser reutilizadas.

El nylon, es resistente a la intemperie pero no todos los tipos  son biodegradables.

Las abrazaderas o lazos de jardinería son económicos, tienen poca capacidad de expansión lo que podría cortar la planta, no se convierten en abono, por lo que deben ser retiradas al final de la etapa de crecimiento porque no son biodegradables.

El proceso es sencillo, consiste en tomar el tallo de la planta y atarlo, desde allí recorrer toda la planta tomando las ramas más fuertes e ir atando hasta llegar a la parte superior del tutor. Así de sencillos son los pasos de cómo  entutorar tomateras!!

Malla tomatera hortomallas instalada en campos de cultivo

La rafia es menos agresiva para la planta mientras la cinta, es muy económica y puede ser reutilizada.

Publicado en entutorado de tomates | Deja un comentario

Sácale el mayor provecho a tu tomatera: el entutorado de tomates.

   Una técnica sencilla y eficiente.

Un buen sistema de soporte para los tomates evitará que estos se queden esparcidos por el suelo.

Al momento de cultivar tomates se debe tener en cuenta que la tomatera es una planta del tipo rastrero. ¿Qué significa eso? significa que a medida que la planta valla creciendo, esta se esparcirá por el suelo, abarcando un espacio innecesario que puede ser aprovechado en otras cosas. No solo eso. Al tender a esparcirse por el suelo, los frutos estarán propensos a ser pisados al igual que la planta si no se tiene el debido cuidado al momento de regarla o de recoger los tomates. También, a causa de su expansión rastrera, la tomatera puede llegar a sufrir de hongos a causa de la humedad que queda atrapada entre sus ramas; esto se debe a que el aire no circula como debería entre la tomatera, impidiendo que esta se ventile de la forma correcta. Ahora, ¿Cómo prevenir que los frutos de nuestra tomatera no sean víctima de ser pisadas o darles la ventilación adecuada? El entutorado es la solución

Esta básica pero eficiente técnica que consiste en guiar las plantas en dirección vertical por medio de diferentes herramientas, ya sea con estacas de madera o metal, o con enrejados que ayuden a este propósito. Esta técnica resulta útil en plantas con características rastreras. Al ser guiadas en dirección vertical, nuestras plantas no se verán afectadas por el exceso de humedad, flores o frutos pisados. Lo mejor de esta tradicional y básica técnica es que permite que la planta produzca más rápido de lo que haría normalmente sin el entutorado, y los frutos que produce son mucho mejores (más grandes, mejor aspecto, más sanos). También permite que la recolección de estos sea mucho más rápida y eficiente que cuando se hace cuando la tomatera está completamente esparcida por el suelo. ¿Por qué? Sencillamente porque al estar en posición vertical, se puede acceder mucho más fácil a los tomates al encontrarse estos a simple vista. Cuando se cultivan tomateras y no se aplica el entutorado, hay que agacharse y empezar a apartar las ramas para recolectar la fruta. Es por eso que el entutorado es una técnica realmente útil y necesaria en el mundo agrícola.

cultivo de tomate en campo usando red plastica

Las estacas, red tutora, las jaulas y los clips son algunas de los métodos de tutoreo y soporte que usted puede aplicar sobre los tomates.

¿Cómo se aplica esta técnica? Existen diferentes maneras, pero todas ellas tienen un elemento en común: guiar la planta en dirección vertical. Una de las formas más utilizada es el empleo de estacas de madera lo suficientemente resistentes para que resistan el peso de la tomatera. O el uso de espaldares enrejados para que la planta se guie por las formas del enrejado. Algo que se debe tener en cuenta antes de realizar esta técnica es que se debe hacer de forma periódica y constante durante el crecimiento de la tomatera. No hacerlo, implicaría no sacar todo el potencial que ofrece el entutorado y tampoco explotar el máximo potencial de nuestra planta. Entutorar tomates requiere de tiempo por lo que hay que tener paciencia durante este proceso. Pero tranquilo, que al final vera que los resultados valen el tiempo y el esfuerzo dedicados al uso de esta técnica.

Para entrar un poco más en detalle sobre usar el entutorado veamos dos de los métodos más comunes a este respecto.

El primero, como se mencionó brevemente en este artículo, es el uso de estacas.

Este método emplea estacas para cumplir con el entutorado. El largo de estas dependerá del tipo de tomatera que se quiera cultivar. Acto seguido se clava en el suelo, asegurándose de que quede lo suficientemente fija para que no se caiga por el peso de la tomatera o por los embates del viento. Una vez fijada al suelo, se procederá a ir amarrando las ramas de la tomatera a la estaca;  esto se hará de forma periódica durante el crecimiento de la planta, de tal forma que una vez se vallan dando los brotes de esta ya sigan el patrón predeterminado que es ir hacia arriba de la estaca. Cuando se vallan a amarrar las ramas, hay que asegurarse que no se aprieten demasiado fuerte, ya que esto ocasionaría que esa rama no creciera como tal y se le estaría haciendo un daño a la tomatera; al momento de amarrarla debe hacerse con la intención de que quede bien sujeta y en la dirección adecuada. Al momento de usarla es bueno que se usara algún material biodegradable o algo que no sea abrasivo al momento de que la planta se valla extendiendo. La rafia es un buen material a la hora de atar las ramas.

La segunda opción que presentamos en este artículo es entutorar tomates por medio de una jaula para tomateras.

cultivo de tomates dentro de jaula

La ventaja de usar las jaulas es la fácil adaptación de la planta a esta, por lo que no requiere de mucha intervención.

Al igual que el otro, este método es sencillo al utilizar materiales de fácil acceso y económicos, y con la opción de que uno mismo puede elaborar su propia jaula. Lo primero es, una vez la tomatera estar plantada, se colocan unas estacas que servirán de soporte y molde para nuestra jaula, la que se hará con una malla metálica. Una vez asegurada la malla a las estacas se prosigue con hacerle el cuidado periódico a la planta durante su crecimiento. Con el uso de la jaula no es necesario que se tengan que estar atando los nuevos brotes. El molde de la jaula permite que la tomatera se adapte a la jaula, dejando que solo se le haga el cuidado pertinente a la planta. También es bueno añadir que las jaulas son reutilizables, siendo la mejor opción si solo tenemos algunas cuantas tomateras y queremos iniciar una nueva temporada de tomates.

Como se puede apreciar, entutorar tomates trae una serie de ventajas que llevaran a un nuevo nivel la producción de tus tomateras. Usa el entutorado y dale a tus tomateras el cuidado que merecen.

Hasta la próxima.

Publicado en entutorado de tomates, Entutorar tomates | Deja un comentario

El entutorado de tomates

Una forma básica de preservar nuestra tomatera.

La tomatera es una planta que abarca mucho espacio durante la etapa de su crecimiento. Se irá extendiendo poco a poco a lo largo del huerto, tomando innecesariamente el espacio de otras plantas, impidiendo que estas (y la misma tomatera) produzcan de forma efectiva sus frutos, y que la producción sea más difícil de obtener ¿Qué hacer con esta planta? No hay que buscar métodos complejos o técnicas sacadas de los pelos para arreglar dicho dilema; la solución es el entutorado.

Entutorado de tomates

La desventaja de la planta tomatera es que ocupa demasiado espacio y puede llegar a impedir el crecimiento de sus frutos.

¿Qué es el entutorado?

Es una técnica que permite guiar el crecimiento de algunas plantas o permitir el sostén de sus frutos o flores con el fin de que no se dañen. Esta técnica es útil con plantas rastreras, que son las que tienden a esparcirse a lo largo del suelo y abarcar demasiado espacio, ocasionando que sus frutos, flores o la misma planta sean objeto de daños por pisadas, ser víctima de hongos u otras enfermedades a causa de la humedad que se concentra en su interior por no tener un paso eficiente de aire, y dificultar su recolección y producción y la de otras plantas cerca de ella. La técnica del entutorado permite que este tipo de plantas no se vea afectada por los percances anteriormente mencionados y deja que crezcan en una sola dirección, ahorrando espacio y mejorando la producción y recolección de sus frutos. Esta técnica es útil en el área profesional y en el área casera, sobre todo en aquellos lugares donde el espacio a trabajar es limitado.

Existen diversos materiales y formas a la hora de aplicar el entutorado, así que ya depende de la accesibilidad y necesidad del usuario qué material usar. Pero descuide. Aquí presentamos alguna de las más usadas cuando se trata del entutorado de tomates. ¿Damos un pequeño vistazo a las diferentes opciones?

Antes de empezar hay que tener en cuenta dos aspectos fundamentales del entutorado de tomates: la primera es que el material a usar debe ser fuerte para que pueda sostener el peso de la tomatera y resista la humedad ocasionada por el riego de esta, y segundo, el entutorado de tomates es algo que se debe hacer durante todo el cultivo. También es recomendable que cuando se vaya a hacer este procedimiento, se tenga preparado de antemano los materiales a utilizar, ya que no queremos estar dando carreras después, ¿verdad?

Malla tomatera instalada en campo de cultivo

Entutorar las plantas evita que crezcan en el suelo y se infecten de hongos.

La estaca vertical:

Una de las formas más tradicionales de entutorar. Tiene diferentes maneras y variantes según la zona, y también puede variar el material. Por ejemplo, se puede usar el bambú, el avellano, caña ligera o gruesa, etc. Al colocar la estaca de forma vertical cerca de la tomatera, se van atando sus ramas durante el crecimiento de esta, lo que permite que crezca hacia arriba siguiendo la dirección de la estaca.

Planta de tomate y malla para tutoreo

Para entutorar las plantas se puede usar un caña de bambú o una vara de árbol para que las plantas se aten verticalmente.

El espaldar con valla de acero:

Una forma sencilla y rápida a la hora de entutorar nuestras lindas tomateras. Con esta forma solo debemos colocar la valla cerca de las plantas y, una vez empiecen a crecer, se van atando las ramas a la valla. Esta técnica es ideal cuando se tratan de cultivos no tan extensos ya que el coste del material podría llegar a ser elevado, y es muy útil porque se puede reutilizar la valla para la siguiente cosecha. La desventaja que presenta el espaldar con valla de acero es que se corre el riesgo de que este se oxide a causa de la humedad, por lo que una de acero inoxidable sería lo ideal, sobre todo si se trata de extensos cultivos.

Campo de tomate y malla espaldera

Se puede usar una valla de acero para espaldar la planta pero se corre el riesgo de oxidarse por la humedad.

Jaula para tomatera:

Al igual que sucede con el espaldar con valla de acero, esta técnica es ideal cuando se usa con pocas plantas. Esta jaula, junto con algunas estacas para que la jaula mantenga la forma, se coloca alrededor de la tomatera. Una vez empiece a crecer, no hay necesidad de ir atando sus ramas. Estas jaulas se pueden comprar ya fabricadas, o bien, pueden ser hechas por uno mismo, agregando un poco de creatividad a nuestro diseño siempre y cuando no entorpezca con el crecimiento de nuestra planta.

Jaula para plantas de tomate

La ventaja de colocar al jaula tomatera y las estacas es que no es necesario atar la planta durante su crecimiento.

El sistema vertical:

Con esta técnica se emplean hilos que van desde el techo (o una estructura lo suficientemente alta) hasta el suelo, para luego ir atando las ramas de la tomatera a medida que esta valla creciendo. Al igual que la estaca vertical, este será un procedimiento que se ira ejecutando durante toda la etapa de crecimiento de la tomatera.

Estas son algunas de las formas más comunes con respecto a la técnica de entutorado para nuestras relucientes tomateras. Hay otras formas igual de útiles que estas, pero pueden llegar a ser algo costosas o incluso innecesarias si no tomamos en cuenta el espacio a utilizar y la cantidad de tomateras que queremos plantar. Y, como se muestra en todas ellas, es buena idea ir preparando con antelación los materiales a usar ya que, por tratarse de una labor periódica, no perdamos tiempo en montar todo lo necesario para luego ir atando rama por rama al entutorado elegido. ¡Solo imagínate montar el entutorado tiempo después de lo debido y atar las ramas en un cultivo de tomateras que conste con varias decenas de hectáreas!

Malla tomatera en campo de plantas de tomate

Para entutorar la planta de manera vertical se usan hilos y la estaca para amarrar las ramas de la planta cuando esta va creciendo.

Esperamos que te haya sido de ayuda este pequeño articulo y que tus lindas tomateras sean más saludables y produzcan mucho más con estas formas de entutorarlas. Prueba las diversas formas aquí mostradas y escoge la que más se adapte a tu estilo. Y porque no: inventa el tuyo propio. Quien sabe, capas que tu invención sea el ejemplo a seguir y se convierta en la última sensación del momento en cuanto a entutorar nuestras tomateras se trata.

Publicado en entutorado de tomates, Entutorar tomates | Deja un comentario

Entutorado de tomates: La mejor técnica para su buen desarrollo

Técnicas para entutorar tomates.

campo de cultivos de tomate

El sistema de entutorado ayuda a lograr que los cultivos de tomates obtengan un buen desarrollo y crecimiento.

Una de las plantas más nobles para tener en nuestros huertos y plantaciones es, sin duda, la del tomate, dado los múltiples usos (sobre todo culinarios) que le damos a su fruto, de gran valor nutritivo, exquisito sabor y versatilidad, ya que es parte primordial en casi todas las recetas, tanto cocido como crudo. Sin embargo, esta planta originaria de Centroamérica tiene un complejo desarrollo y requiere de muchos cuidados, lo que genera una cosecha difícil para aquellos que no tienen mucha experiencia en la horticultura. Sin embargo, seas alguien experimentado o simplemente tengas curiosidad de tener tu propio sembradío, acá te daremos unos sencillos consejos para uno de los pasos más importantes a la hora del cultivo de tus tomates: el entutorado.

-. Para empezar ¿Qué es el entutorado?

El entutorado es una técnica agrícola practicada desde hace cientos de años.  Se trata de la creación de una estructura para generar soporte para ciertas plantas durante su crecimiento, bien sea para guiar sus tallos o para facilitar el sostén de sus flores y frutos.

-. Sobre el entutorado de tomates.

campo de cultivos de tomate usando la malla tutora

Es importante considerar todos los requisitos que se necesitan cubrir para poder cultivar tomates.

Es importante saber, mucho antes de entutorar, que el tomate es una hortaliza con un ciclo de cultivo bastante complejo y con unos requerimientos vitales y nutricionales muy completos. Sin embargo, una vez que la planta ya está desarrollada y correctamente entutorada su cultivo se vuelve mucho más sencillo, pues tiende a crecer sana y bastante productiva. Para el óptimo desarrollo de nuestras plantas de tomate debemos proveerlas de riegos abundantes y sol directo. Es recomendable sembrarlos en semillero en los meses de marzo y abril, cubriendo cada semilla con medio centímetro de tierra aproximadamente, las regaremos inmediatamente y mantendremos la tierra húmeda hasta la aparición de los primeros brotes.

Una vez que las plántulas estén más o menos desarrolladas (cuando tengan al menos cuatro hojas) las trasplantaremos al lugar donde deseemos crear nuestro huerto. Es aquí cuando el proceso de entutorado cobra su vital importancia, pues de no hacerse el tomate crecería al ras del suelo, de esta manera se estropearía o seria presa fácil de las plagas rastreras. Además, al entutorarlo de manera vertical permitiremos que la planta se airee correctamente, nos ahorramos un espacio significante en nuestro huerto y facilitaremos el trabajo a la hora de la recogida.

-. Técnicas para entutorar tomates.

malla espaldera sobre cultivo de tomate

Existen muchas métodos de tutoreo para los tomates, para instalarlos debe prestar mucha atención.

  • Los tutores serán varas de madera (suele utilizarse el bambú, ya que una vez seco dura muchísimo tiempo y además da un toque de diseño a nuestro huerto) o metálicas (estas son menos preferibles, dado que el metal suele calentarse luego de una exposición prolongada a la luz solar, y esto podría maltratar nuestra planta). Los instalaremos unos quince o veinte días después del trasplante, sujetando cada tomatera a su tutor por debajo de cada rama floral pues esta es la zona que soporta todo el peso, las ataduras deben ser suaves para no maltratar las ramas y permitir su completa circulación interna y crecimiento. Este procedimiento es sumamente importante, pues sin el correcto soporte la planta no crecería adecuadamente y, por ende, no daría buenos tomates. No deberemos amarrarla nunca cuando el follaje este mojado, pues esto puede propiciar enfermedades.

Debemos recordar que el tomate es una planta bastante frágil, siempre debemos tratarla con sumo cuidado para evitar que se rompa. También es importante tener en cuenta la variedad del tipo de tomate que sembramos. Las variedades más altas (como el cherry) se beneficiarán de un tutor más alto, de dos metros aproximadamente, mientras que el tomate redondo podría tener un tutor de aproximadamente un metro.

El tomate no es una planta de naturaleza trepadora, sin el correcto tutoreo no tiende a crecer verticalmente, así que deberemos seguir atando cada rama al tutor durante todo el proceso de cultivo, mientras el tomate siga desarrollandose.

  • Otra manera de entutorar tomates es utilizando un sistema similar al de espaldera. Para ello deberemos clavar los tutores en los extremos de las hileras o cada dos metros aproximadamente si estas son muy largas. Ataremos cuerdas finas de forma doble a cada tutor e iremos pasando cada tomatera entre las cuerdas conforme vayan creciendo. Este es un excelente método de entutorado que nos libera de tener que atar cada brote nuevo, ya que solo los pasaremos entre las cuerdas.
  • Un sistema popular en los invernaderos es el de atar varias cuerdas a una viga que este sobre nuestros tomates. Luego se ira atando cada planta a dichas cuerdas a medida que van creciendo. También podríamos crear una estructura para dicho propósito, tomara algún tiempo, pero volverá la tarea mucho más cómoda, nos durara toda la vida y será reutilizable.
  • Un sistema de cultivo cuando tenemos pocas plantas es el del vallado. Este es un sistema bastante sencillo, cómodo y rápido. Para ello instalaremos una malla de acero en varios soportes y plantaremos las tomateras a su lado. Mientras estas crezcan simplemente las iremos atando la malla. Al final de la cosecha esta estructura también puede guardarse para ser usada al año siguiente.
  • Un sistema algo engorroso, pero igual de efectivo es el de crear una jaula alrededor de la planta. Dicha jaula debe tener un tamaño superior a la medida de crecimiento máximo de la planta, para que esta pueda desarrollarse cómodamente. Dicha jaula puede fabricarse con alambre o cañas flexibles, también podemos crear una estructura tipo pirámide de base cuadrada con las varas de bambú, amarrada con alambre o hilo. Una vez hecha la estructura tiene el mismo sistema que el vallado, pues mientras la planta vaya creciendo simplemente la iremos amarrando a las paredes de la jaula. Si bien este método implica el tiempo y la mano de obra a la hora de fabricar la jaula, también es una estructura eterna y podremos utilizarla para futuras cosechas.
Entutorado de tomates

El sistema mas apto es que el mejor se adapte a las necesidades de las plantaciones.

En definitiva, elijamos la manera que elijamos, el entutorado es un proceso sumamente importante a la hora del desarrollo de nuestros tomates. Si eso lo sumamos a un riego constante y abundante luz solar, pronto tendremos una cosecha sana y abundante, digna del esfuerzo y el cariño que hemos puesto en nuestras agradecidas plantas.

Publicado en entutorado de tomates | Deja un comentario