Consejos para entutorar tomateras

 El mejor método para entutorar tomates

El cultivar tomates es la primera opción de quienes tienen una pasión por la buena comida y es que ésta hortaliza es la protagonista en muchos platos deliciosos y de calidad consumidos a nivel mundial. El tomate no falta en los hogares y por lo general no falta en ningún huerto, su cultivo y posterior entutorado es un conocimiento que no debe faltar en los amantes de la tierra. Para cultivar tomateras se debe seguir un plan bastante detallado el cual nos llevará a un desarrollo y correcto crecimiento de la planta. Te ofreceremos todos nuestros mejores consejos para que esto ocurra y además de mostraremos como entutorar tomateras de una manera muy sencilla para que la apliques en tu huerto.

Malla tutora instalada en campos de hortalizas

La desventaja de las tomateras es que es una planta muy delicada.

Las tomateras son plantas muy delicadas y por ello requieren de una cosecha muy cuidada para su buen desarrollo, debemos seguir muy bien todos los tips que conozcamos para llevar a cabo su correcto cultivo. Principalmente se recomienda sembrarla en un semillero porque así lograremos un cuidado más minucioso, las semillas deben ser cubiertas por medio centímetro de tierra aproximadamente, la tierra debe mantenerse húmeda es por ello que mantendremos un riego constante sin empaparla, la luz del sol debe pegarle directamente al menos 4 horas al día y  cuando la tomatera brote y tenga unas 4 o 5 hojas podremos trasplantarla muy cuidadosamente al huerto donde vayamos a entutorarla.

El cómo entutorar tomateras es un proceso es muy sencillo pero de suma importancia, si la planta crece al nivel de la tierra nos traería muchas consecuencias al momento de cosechar ya que podríamos perder una cantidad razonable de frutos. Los problemas más comunes que presenta este cultivo al desarrollarse al ras del suelo son: hongos en sus hojas, daños en la planta en general por insectos rastreros, sus frutos son más propensos a la humedad y esta los dañaría muy rápidamente. Todo esto lo evitaremos si en el momento propicio entutoramos nuestra tomatera.

Bambús y malla tomatera para entutorar

Los hongos y los insectos son problemas que se presentan si la planta crece al ras del suelo.

Métodos para entutorar tomateras

  • Entutorado con cuerdas: hay dos maneras de realizar este método, una es disponer las cuerdas de forma horizontal y la otra de forma vertical. Para enturorar tomateras con cuerdas horizontales necesitaremos dos soportes a los lados de nuestras hileras, si la hilera de nuestras plantas es muy larga usaremos un suporte aproximadamente cada dos metros, los soportes pueden ser de bambú, madera o metálicos; ataremos varias líneas de cuerdas dobles a los soportes, cada una debe estar a 15cm de separación como máximo (una de la otra), hasta que logremos cubrir todo nuestro soporte. Cuando finalicemos nuestra estructura el único trabajo que nos queda es guiar nuestra tomatera entre las cuerdas a medida de que crezca. Es un proceso bastante sencillo y factible.

La segunda forma para saber cómo entutorar tomateras con cuerdas es utilizándolas de modo vertical; para ello necesitaremos una estructura similar a la anterior. Clavaremos dos soportes a los entremos de nuestra hilera de plantas, deben ser lo suficientemente resistentes, pueden ser de madera de metal o bambú, debemos cerciorarnos que queden bien hundidos en la tierra para que cumplan con su función, seguidamente colocaremos otro soporte de forma horizontal en el extremo superior de éstos y uno más en la base (este último debe quedar a unos 15 cm de separación de nuestras plantas). Estos dos soportes horizontales nos servirán para atar las cuerdas de manera vertical de extremo a extremo; las cuerdas deben ir a la distancia que sembramos cada tomatera, se deben usar cuerdas finas y ser atadas de forma doble ya que entre ellas guiaremos nuestra planta, las cuerdas serán el tutor en este proceso. A medida que la planta crezca debemos verificar que pase entre las cuerdas. Es un proceso bastante rápido para realizar el cultivo correcto.

Malla para entutorar instalada en el campo

Hay otro método para entutorar y es usando cuerdas atándola de forma vertical.

  • Entutorar con varas: Las varas pueden ser de bambú o de madera, (nuestra recomendación es usar bambú para este proceso ya que es más resistente al agua, la madera suele pudrirse más rápido por el continuo riego de las plantas). Éstas varas serán los tutores de nuestras tomateras, lo que haremos es clavar estos tutores en la tierra a una profundidad adecuada para que resistan el crecimiento, cada uno ira detrás de nuestras plantas a unos 10 o 15cm de separación y listo esta es toda la estructura que necesitaremos para este método. El trabajo está a medida que la planta crezca; debemos atar la tomatera al tutor con hilo o rafia cada cierto tiempo de crecimiento, no debe ser una atadura muy forzada sino todo lo contrario, es sólo para que la planta se mantenga y crezca erguida. Es un proceso más dedicado pero aun así súper sencillo.
  • Entutorar con mallas: lo más usado son las mallas de acero, quienes piensan en una inversión a futuro las prefieren debido a que éstas duran mucho tiempo y pueden ser reutilizadas incontables veces en nuestro huerto. Para enturar tomateras con mallas debemos clavar dos soportes a los extremos de nuestra hilera de tomates, recomendamos que sean varillas de metal corrugado, si la hilera de tomateras es muy larga debemos colocar una varilla cada dos metros; una vez clavadas a una profundidad apropiada pasaremos nuestra malla entre éstas, lo que demos hacer es pasar cada anillo de la malla entre cada soporte intercaladamente (un anillo por delante del soporte y uno por detrás de éste) así sucesivamente hasta que lleguemos al menos a 10cm sobre la tierra. En el proceso de crecimiento de nuestras tomateras con mucha sutileza y cuidado, la guiaremos a través de la malla para que crezcan de manera vertical.
Malla tomatera dando soporte a plantas de tomate

Los materiales con los que se puede entutorar con:cuerdas, varas y mallas.

Estos tres métodos son los más usados y recomendables para entutorar tomateras, el tutorado debe comenzar aproximadamente a los 15 o 20 días después del trasplante. La planta debe tener un tamaño adecuado para comenzar con su manipulación, sí nuestra tomatera aún es muy débil debemos esperar unos días más para evitar que sufra algún daño o incluso que la planta se quiebre. Nuestro cultivo comenzará a darnos frutos a los 3 meses aproximadamente, contando desde el momento que la tomatera es sembrada, se recomienda cosechar los tomates cuando estos ya estén entre rojos y amarillos, no es necesario esperar a que estén completamente maduros ya que podrían dañarse más rápido y así también evitamos que algunos insectos y/o pájaros se aprovechen de nuestra labor antes que nosotros. Siguiendo nuestros consejos conocerás muy bien cómo entutorar tomateras y te esperará una muy prospera y merecida cosecha.

Esta entrada fue publicada en entutorado de tomates, Entutorar tomates. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *