El entutorado de tomates

Una forma básica de preservar nuestra tomatera.

La tomatera es una planta que abarca mucho espacio durante la etapa de su crecimiento. Se irá extendiendo poco a poco a lo largo del huerto, tomando innecesariamente el espacio de otras plantas, impidiendo que estas (y la misma tomatera) produzcan de forma efectiva sus frutos, y que la producción sea más difícil de obtener ¿Qué hacer con esta planta? No hay que buscar métodos complejos o técnicas sacadas de los pelos para arreglar dicho dilema; la solución es el entutorado.

Entutorado de tomates

La desventaja de la planta tomatera es que ocupa demasiado espacio y puede llegar a impedir el crecimiento de sus frutos.

¿Qué es el entutorado?

Es una técnica que permite guiar el crecimiento de algunas plantas o permitir el sostén de sus frutos o flores con el fin de que no se dañen. Esta técnica es útil con plantas rastreras, que son las que tienden a esparcirse a lo largo del suelo y abarcar demasiado espacio, ocasionando que sus frutos, flores o la misma planta sean objeto de daños por pisadas, ser víctima de hongos u otras enfermedades a causa de la humedad que se concentra en su interior por no tener un paso eficiente de aire, y dificultar su recolección y producción y la de otras plantas cerca de ella. La técnica del entutorado permite que este tipo de plantas no se vea afectada por los percances anteriormente mencionados y deja que crezcan en una sola dirección, ahorrando espacio y mejorando la producción y recolección de sus frutos. Esta técnica es útil en el área profesional y en el área casera, sobre todo en aquellos lugares donde el espacio a trabajar es limitado.

Existen diversos materiales y formas a la hora de aplicar el entutorado, así que ya depende de la accesibilidad y necesidad del usuario qué material usar. Pero descuide. Aquí presentamos alguna de las más usadas cuando se trata del entutorado de tomates. ¿Damos un pequeño vistazo a las diferentes opciones?

Antes de empezar hay que tener en cuenta dos aspectos fundamentales del entutorado de tomates: la primera es que el material a usar debe ser fuerte para que pueda sostener el peso de la tomatera y resista la humedad ocasionada por el riego de esta, y segundo, el entutorado de tomates es algo que se debe hacer durante todo el cultivo. También es recomendable que cuando se vaya a hacer este procedimiento, se tenga preparado de antemano los materiales a utilizar, ya que no queremos estar dando carreras después, ¿verdad?

Malla tomatera instalada en campo de cultivo

Entutorar las plantas evita que crezcan en el suelo y se infecten de hongos.

La estaca vertical:

Una de las formas más tradicionales de entutorar. Tiene diferentes maneras y variantes según la zona, y también puede variar el material. Por ejemplo, se puede usar el bambú, el avellano, caña ligera o gruesa, etc. Al colocar la estaca de forma vertical cerca de la tomatera, se van atando sus ramas durante el crecimiento de esta, lo que permite que crezca hacia arriba siguiendo la dirección de la estaca.

Planta de tomate y malla para tutoreo

Para entutorar las plantas se puede usar un caña de bambú o una vara de árbol para que las plantas se aten verticalmente.

El espaldar con valla de acero:

Una forma sencilla y rápida a la hora de entutorar nuestras lindas tomateras. Con esta forma solo debemos colocar la valla cerca de las plantas y, una vez empiecen a crecer, se van atando las ramas a la valla. Esta técnica es ideal cuando se tratan de cultivos no tan extensos ya que el coste del material podría llegar a ser elevado, y es muy útil porque se puede reutilizar la valla para la siguiente cosecha. La desventaja que presenta el espaldar con valla de acero es que se corre el riesgo de que este se oxide a causa de la humedad, por lo que una de acero inoxidable sería lo ideal, sobre todo si se trata de extensos cultivos.

Campo de tomate y malla espaldera

Se puede usar una valla de acero para espaldar la planta pero se corre el riesgo de oxidarse por la humedad.

Jaula para tomatera:

Al igual que sucede con el espaldar con valla de acero, esta técnica es ideal cuando se usa con pocas plantas. Esta jaula, junto con algunas estacas para que la jaula mantenga la forma, se coloca alrededor de la tomatera. Una vez empiece a crecer, no hay necesidad de ir atando sus ramas. Estas jaulas se pueden comprar ya fabricadas, o bien, pueden ser hechas por uno mismo, agregando un poco de creatividad a nuestro diseño siempre y cuando no entorpezca con el crecimiento de nuestra planta.

Jaula para plantas de tomate

La ventaja de colocar al jaula tomatera y las estacas es que no es necesario atar la planta durante su crecimiento.

El sistema vertical:

Con esta técnica se emplean hilos que van desde el techo (o una estructura lo suficientemente alta) hasta el suelo, para luego ir atando las ramas de la tomatera a medida que esta valla creciendo. Al igual que la estaca vertical, este será un procedimiento que se ira ejecutando durante toda la etapa de crecimiento de la tomatera.

Estas son algunas de las formas más comunes con respecto a la técnica de entutorado para nuestras relucientes tomateras. Hay otras formas igual de útiles que estas, pero pueden llegar a ser algo costosas o incluso innecesarias si no tomamos en cuenta el espacio a utilizar y la cantidad de tomateras que queremos plantar. Y, como se muestra en todas ellas, es buena idea ir preparando con antelación los materiales a usar ya que, por tratarse de una labor periódica, no perdamos tiempo en montar todo lo necesario para luego ir atando rama por rama al entutorado elegido. ¡Solo imagínate montar el entutorado tiempo después de lo debido y atar las ramas en un cultivo de tomateras que conste con varias decenas de hectáreas!

Malla tomatera en campo de plantas de tomate

Para entutorar la planta de manera vertical se usan hilos y la estaca para amarrar las ramas de la planta cuando esta va creciendo.

Esperamos que te haya sido de ayuda este pequeño articulo y que tus lindas tomateras sean más saludables y produzcan mucho más con estas formas de entutorarlas. Prueba las diversas formas aquí mostradas y escoge la que más se adapte a tu estilo. Y porque no: inventa el tuyo propio. Quien sabe, capas que tu invención sea el ejemplo a seguir y se convierta en la última sensación del momento en cuanto a entutorar nuestras tomateras se trata.

Esta entrada fue publicada en entutorado de tomates, Entutorar tomates. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *