Entutorar los tomates, la solución a los problemas de cultivo

Conoce los diversos métodos para entutorar los cultivos de tomates.

Entutorar los tomates es un método tradicional aplicado muy comúnmente por diferentes agricultores, el entutorado es principal mente un método para guiar diversas hortalizas utilizado para el soporte de cultivos durante su crecimiento la berenjena, el chile, el pepino, el tomate, son de las más comunes a ser utilizadas con este método estos solaces o esta variedad de hortalizas por lo general presentan frutos que por su tamaño y peso pueden generar que la planta se rompa. Pero al entutorar tomates utilizamos los diversos métodos como las rafias o mallas tomateras, los tomato clips, las estacas de entutoreo, entre otros.

red de soporte instalada en cultivo de tomates

La técnica de entutorado es muy popular y eficaz para varios tipos de cultivos como lo son: los pepinos, los tomates o la berenjena.

La práctica o el entutorar no está limitado nada más a los tomates, también se realiza con otras hortalizas como los pepinos los pimientos, los guisantes, entre otras solaceas. El entutorar tomates cosiste en el amarre de la planta, sujetada con ganchos, uno por planta, en los invernaderos y según la extensión de la siembra puede ser sujetada con estacas de madera, anillos o cordeles que servirán de guía para su crecimiento desarrollo, en los casos donde las siembras son realizadas a cielo abierto para que la planta se apoye en algo que le permita desarrollarse fuerte y sanamente, por lo general se utilizan distintos métodos de tutorado como los mencione anteriormente, estos métodos son usualmente aplicados para lograr que la planta brinde una mejor producción de frutos, lo que, puede generar un mayor rendimiento económico y que muy a menudo buscamos los agricultores.

Sistema de soporte vertical con red de tutoreo

El entutorar tus tomates con el uso de la rafia protege a tus plantas de la infección mecanica de virus.

El entutorar tomates con rafia puede facilitar la cosecha o recolección de tomates, ya que, entutorar las hortalizas con rafias tomateras disminuye la probabilidad de contagio mecánico de virosis u otras patólogias, además de disminuir el estrés mecánico debido a que disminuye la continua manipulación de las plantas durante el tutoreo. Por lo general, el uso de las rafias esta complementado con el uso de otros métodos de tutoreo como los métodos de mallas espalderas o tomato clips esto garantiza seguridad para el agricultor y sus cultivos, siendo estos de suma importancia en la práctica de la horticultura, porque el único objetivo que se tiene al entutorar tomates es mejorar la ventilación, iluminación, evitar que los frutos estén en contacto con el suelo generando a la planta un mejor espacio para su crecimiento.

red de tutoreo instalada sobre cultivo de tomates

Usar la malla de tutoreo es una excelente opción, ya que dicho método le brinda un buen soporte.

Por lo general cuando el agricultor no vigila constantemente el desarrollo de sus huertos estos pueden sufrir heridas en el tallo, debido a esto se busca complementar las opciones de tutorado, algunas de las formas o métodos más comunes para enutorar tomates de forma correcta, es la utilización de las mallas de tutoreo, por su puesto como método principal ya que existen otros métodos que por sí solos son muy débiles, entre los diversos métodos tenemos el tutorado holandés, tutorado en malla, tutorado con caballete, tutorado con hilos horizontales (yute o rafia) y tutorado en T doble.  Aunque en realidad cualquiera de las formas mencionadas es aplicable para cualquier hortaliza, sin embargo, existen ciertas desventajas al entutorar con rafias que no sean de materiales sintéticos, ya que, poseen una vida útil mucho menor y no pueden ser reutilizadas. Ya que pueden terminar lastimando a la planta provocándole, rupturas durante el desarrollo de la planta, pero cuando el material es sintético posee una vida útil mayor ya que sus materiales están diseñados para resistir la utilización de agroquímicos pesticidas fungicidas, por mencionar algunos.

Aunque ya se puede considerar como una práctica tradicional en la agricultura el tentutorar tomates tiende a ser delicado y de estricto monitoreo sobre todo en invernaderos donde los grandes monocultivos pueden resultar afectados, por un solo fruto contaminado, por lo tanto, ya sean en casas sombra, invernaderos, jardines botánicos o apartamentos conviene una constante vigilancia para que la planta tengo la correcta incidencia de luz solar. La correcta y regular cantidad de luz solar provoca un aumento de sus capacidades productivas lo que permite un mayor rendimiento, causando que la planta tenga un mayor tiempo e vida, por supuesto sin omitir los cuidados principales como los nutrientes, abonos o fertilizantes adecuados, pesticidas o insecticidas, por supuesto el riego correcto también es parte fundamental del tutoreo, con la cantidad de agua necesaria, las podas regulares, e incluso el deshierbe periódico que garantiza una planta de óptima calidad.

red de tutoreo usada en cultivo de tomate

Exiten mucho métodos para entutorar tus cultivos, usted debe elegir el que sea mas adecuado para sus plantas.

En fin, entutorar tomates (con cualquier método que usted elija) por si solo ya es algo delicado, que debe ser monitoreando constantemente y sin importar el método que usted elija no deja de tener puntos en contra o factores de riesgo, estos a su vez, pueden ser minorizados con las practicas adecuada. Por lo tanto, elegir el método más innovador no indica que sea el mejor, a veces lo convencional o tradicional es la mejor opción para agricultores primerizos o poco experimentados. Las utilizaciones de dichas prácticas no son infalibles, pero como ya lo mencionamos anteriormente su trabajo ha sido excelente en las condiciones adecuadas además sumado a la utilización de otros métodos que mejoran su funcionalidad y eficiencia es imposible decir que solo un método de tutoraje puede hacer todo el trabajo, lo mejor y como recomendación es utilizar diversos métodos que permitan aprovechar el cien por ciento de la producción en el desarrollo de la planta, minimizando perdidas, riesgos para incrementar los resultados y tener mayores beneficios.

Esta entrada fue publicada en Entutorar tomates. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *